Agilismo mal aplicado

Recientemente una gran empresa española ha decidido dar el salto a desarrollos ágiles. Esto viene motivado por un gran proyecto que abarca una gran cantidad de áreas dentro de la empresa.

Para tener claro lo que es el agilismo, estas son los pilares sobre los que se va a apoyar la empresa para usar las metodologías ágiles:

  • La planificación es lo más importante y no puede ser cambiada de ningún modo.
  • El cliente/usuario es lo menos importante y hay que interactuar lo mínimo con él.
  • La documentación debe ser muy exhaustiva.

Hay que añadir, además, que se ha retroplanificado: primero se ha definido la fecha de fin de proyecto y a partir de ahí se planifica el resto del proyecto.

Comparemos esto con el manifiesto ágil (extraído del manifiesto por el desarrollo ágil de software):

  • Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas
  • Software funcionando sobre documentación extensiva
  • Colaboración con el cliente sobre negociación contractual
  • Respuesta ante el cambio sobre seguir un plan

Ahora comparen; cualquier parecido es pura coincidencia. Prefiero no entrar en más detalles porque el asunto me enoja mucho (por más motivos que quizá en un futuro lejano cuente).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *