Archivo por meses: febrero 2010

¿Qué es la cultura?

En estos días en los que las garras del mal se ciernen sobre la pobre población un grupo de personas, que haciendo uso de su fama, se dedican a engañar a la población diciendo que su música, sus obras literarios o sus películas son cultura. Si viniese un señor diciendo se llama Anatar, alto e increíblemente bello,  diciendo que da dones y nos diese un anillo de oro lo aceptaríamos igual de tranquilos solo por ser más guapo que el resto. Pues en este caso es lo mismo.

Según la fuente  de conocimiento más importante de los españoles, la RAE, la cultura es:

cultura.

(Del lat. cultūra).

1. f. cultivo.

2. f. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.

3. f. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.

4. f. ant. Culto religioso.

~ física.

1. f. Conjunto de conocimientos sobre gimnasia y deportes, y práctica de ellos, encaminados al pleno desarrollo de las facultades corporales.

~ popular.

1. f. Conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo.

Creo que esta gente hace referencia a las definiciones 2 y 3. Por un lado, escuchar música o ver cine no nos va a crear en nosotros ninguna capacidad de hacer un juicio crítico. Entendamos este juicio crítico como la capacidad de expresar nuestro juicio aportando evidencias. De echo, lo más que podemos decir es si nos gusta o no un estilo o grupo en concreto, pero para realizar un juicio crítico lo que se requiere es algo más que escuchar música, hay que entender a la misma (conocer los distintos estilos musicales y qué diferencias a unos de otros).

Según la definición 3, para que esta música llegue a ser cultura al menos debe pasar el tiempo suficiente para que pueda ser reconocida como tal. Y, en todo caso, se consideraría al pop, al rock, etc. parte de la cultura (desarrollo artístico) antes que a interpretaciones sueltas. La razón de que haga esta interpretación se debe al hecho de que mientras las obras estén sujetas a derechos de autor, no podrán ser nunca libres de pertenecer a cultura alguna al pertenecer únicamente a su autor o a aquella persona o personas físicas o jurídicas sobre las que recaigan sus derechos.