Problemas sociales

Si hay algo peor que un país sexista, es un país de analfabetos. Y España está a la carrera para convertirse en ambas cosas.

En el primer caso, el tema del sexismo, en España parece que se está afianzando fuertemente mucho movimientos feministas que apuestan por la discriminación positiva, que ahora parece algo muy políticamente correcto. Un ejemplo de esto es la ley de paridad para los partidos o la ley de violecia por causa de sexo (y sí, he utilizado esa palabra porque es la correcta). Para empezar, una lista electoral no debe ser paritaria, debe contener a los mejores para cada cargo sea hombre o mujer y, si no hay un candidato adecuado, pues se elije a otro (y sí, uso neutros en lugar de esa forma tan absolutamente horrible que se ha puesto de moda del un o una). Dicho de otro modo, si un hombre no vale para un puesto, pues no se le pone, e igual con las mujeres (que no queremos más Esperanzas ni Rafaeles [PP y PSOE]). Igualmente, la ley de violencia es sexista, se considera que es peor que un hombre maltrate a una mujer que el hecho contrario. ¡Hay mujeres que maltratan a sus maridos! Es cierto que es más habitual el caso del hombre que pegue a su mujer, pero eso no evita que sea igual de injusto el caso contrario. Además, este tipo de violencia se se genera, en mi opinión, principalmente por:

  1. La sociedad española aún está muy ligada a la iglesia, que siempre ha considerado a la mujer como el mal personificado.
  2. No sé muy bien porqué, siempre se ha considerado a la pareja como una posesión (aunque creo que tiene que ver también con temas religiosos).
  3. Históricamente el hombre se ha dedicado al trabajo fuera del hogar y la mujer al del hogar (lo que no es injusto, esto depende simplemente de las circunstancias socio-económicas). En la actualidad la mujer juega un papel muy importante en la sociedad, habiendose integrado plenamente en el mercado laboral y nos encontramos en una etapa en la que se mezcla la mentalidad antigua y la nueva, creándose conflictos poco agradables.
  4. La situación económica y laboral de muchos españoles no es buena, lo que ayuda a incrementar el estrés y las tensiones.

Como suele pasar, un problema social casi nunca viene a partir de otro problema, sino a partir de unos cuantos y muchas veces a causa de cambios importantes en el modo de vida.

En este sentido, las leyes de discriminación positiva lo único que ayudan es a que se genere un sentimiento en contra de la mujer, lo que no creo que sea la mejor opción. Sobre todo si tenemos en cuenta que cualquier tipo de discriminación es perjudicial. Además, la constitución española, creo recordar, es contraria a cualquier tipo de discriminación (no así la europea, que aún no está en vigor).

Como he dicho al principio, también es muy peligroso para un país el analfabetismo. España es actualmente uno de los países peor situados en lo que a calidad de sus alumnos se refiere, habiendo empeorado de forma grave en los últimos 10-12 años (con la entrada en vigor de la LOGSE). Si tenemos en cuenta que a cada nuevo cambio que realizan nuestros maravillosos gobernantes, que piensa antes en hacer cambios estúpidos de cara a la galería, que hacer las cosas contando con la opinión de los profesionales del sector. Además, casi cada año se realiza algún que otro cambio, pero siempre olvidándose de arreglar son defectos. Personalmente creo que lo ideal sería volver al modelo antiguo (BUP+COU).

¿Y esto a qué viene? Leía hace poco en barrapunto una noticia sobre un grupo de feministas que, en mi opinión, les falta como que muuuuucho que aprender antes de ponerse a decir las tonterías que dicen. Para empezar, un idioma no es sexista, sino que lo es la sociedad.

Pero bueno, que cada cual opine lo que quiera, pero por favor, que lo haga con cabeza.

4 comentarios en “Problemas sociales

  1. No, si al final la gente viviría encantada en paises anglosajones donde, por cuestiones del origen de la lengua, la forma neutra es el femenino o la tercera persona del plural…
    De todas maneras, lo que se esta haciendo es conseguir premiar la mediocridad con todas esas medidas de “igualdad” (notese que utilizo el término de manera muy relajada) y que cuando llegue una mujer que REALMENTE merezca el cargo, se la subestime y desprecie puesto que todo el mundo pensará que lo ha conseguido por esas mismas leyes.
    Flaco favor nos estan haciendo a las mujeres que aspiramos a trabajar en puestos de relativa importancia.

  2. España sigue siendo un país atrasado, y a la lista de posibles causas para el maltrato yo le añadiría la educación recibida y una inseguridad tremenda.

    En cuanto a las medidas educativas y/o sociales, parecemos un país fuera de Europa, se hace todo a golpe de decreto y sin concienciar ni medir nada.

    En política seguirán accediendo las mujeres amigas de o que ponga el partido, en uno y otro lado y así tenemos a Espes y a la ministra de Educación, que te suspende por tener demasiados conocimientos… (caso real) pero para eso Pérez Reverte lo dice mejor que nadie.

  3. La educacion debe ser exigente, con profesores que saben transmitir conocimientos y que tienen la autoridad dentro del aula y deben ser respetados por el alumno.Los politicos deben ser sinceros, honestos y tratar con respeto a los ciudadanos.La economia debe basarse en la productividad y la competitividad, no en la especulacion del ladrillo. A ver si nos vamos enterando en este pais,que parece que estamos dormidos.

  4. Las mujeres no necesitan caridad, necesitan apoyo y esta ley de discrimnacion positiva no ayuda a la normalizacion dela mujer en estos ambientes como figura normal, sino a la estigmatizacion de la misma.

    O dicho de otra manera, un ascazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *