Desbarajuste

Lo primero de todo, aclarar que no está completo, es más una pieza, continuación del fragmento sobre el médico. Espero, poco a poco, ir completandolo.

No había podido dormir durante la noche, las pesadillas no le dejaban descansar. No había modo de quitarselo de la cabeza, todo el tiempo estaba ahí, delante de él, señalandole con el dedo acusador.

A lo largo de su carrera como médico había tenido muchas decepciones, pero ninguna le ha causado tanto problemas como esta. Era diferente, por algún motivo no le hacía sentirse bien, era como si de algún modo supiese que podría haber hecho más por aquella persona.

Al principio, con el uso de los somniferos podía dormir, pero ya ni siquiera así. Las horas sin dormir se empezaban a acumular y le habían obligado a tomarse una baja por stress. La obsesión era tal, que dudaba de su propia cordura.

Sería tan fácil acabar con todo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *