Archivo por meses: mayo 2007

La encrucijada

Ese momento en la vida en el que parece que puedes tomar muchos caminos y que todos llevan a vias cortadas. Que no sabes que camino tomar porque siempre parece que elijes el incorrecto. Cuando no eres capaz de ver que futuro te espera y lo poco que vislumbras no te agrada.

Creo que todos nos hemos encontrado en situaciones así. Unos más a menudo que otros. La única opción es tomar un camino a lazar y esperar a ver que hay más a delante, sin importar lo que digan los demás.

También puedes esperar sentado en la encrucijada para ver que pasa, pero eso nunca funciona porque muy pocas veces va a venir alguien para indicarte el camino y los que lo hacen, no suelen ser personas de confianza. Las elecciones las debemos tomar nosotros y no dejar que nadie nos diga que tenemos que hacer.

Esperanza en el futuro

Me parece curioso el eslogan del PP: «Esperanza en el futuro». No se si es algo sólo de la comunidad de Madrid, pero sin duda es algo que da que pensar. Sin duda hay que tener mucha esperanza en el futuro si queremos que políticos como los de hoy (con independencia de su signo político) resuelvan algo. Más anclados en inventarse problemas ficticios para poder tirarse los trastos los unos a los otros, se olvidan muchas veces de las verdaderas necesidades de los ciudadanos. Sólo en época de campaña se acuerda para hacer promesas que terminan en el baúl de los recuerdos hasta las siguientes elecciones.

Por una vez estaría bien que durante sus mandatos, los políticos se mojasen y verdaderamente gobiernen para el pueblo en lugar de para unos pocos interesados (SGAE, constructores, y demás calaña).

Yo creo que cuantos más partidos gobiernen a la vez, menos se hará, pero sin duda, se hará mejor que cuando sólo gobierna uno y tiene libertad completa para hacer lo que quiera.

La noche refrescaba y una suave brisa se colaba entre las cortinas hasta llegar a su mesa. Las hojas sobre el escritorio temblaban y se desplazaban hasta precipitarse cual plumas hasta el suelo. No hacía mucho que había decidido cambiar los muebles de lugar. Quería cambiar la organización de la habitación y no sabía por donde empezar.

Mientras observaba toda aquella maraña de recuerdos, haciendo memoria de lo que con ellos había compartido, y poco a poco sobrevino la oscuridad. Una sensación fria invadió todo su cuerpo y poco a poco sus fuerzas le abandonaban. Trató de acercarse a su lecho. Por el camino notó como sus pies aminoraban la marcha y sus rodillas temblaban. Cuando ya casi alcanzó la cama, cayó al suelo: sus piernas se negaban a responder y cada vez se le nublaba más la vista. Le daba vergüenza que lo encontraran así. Hubiese preferido que fuese de otro modo.

Tras varios intentos de alcanzar la cama utilizando únicamente con sus brazos, desistió para esperar su fin. Aún podía sentir la brisa y hasta llegaba a oir las conversaciones de sus vecinos. Nunca antes había sido tan consciente de todo lo que le rodeaba. Poco a poco, fue sintiendo como ya no sentia, como dejaba de oir y sentir. No podía moverse. Ya no debía faltar mucho. ¿Se preguntaba qué pasaría? ¿Qué vendría después? Pronto lo sabría…

Sólo silencio y paz.

Subversion con Eclipse

Pues hace poco me ha tocado utilizar para unas prácticas Subversion junto con Eclipse. De partida, Eclipse no lleva soporte para Subversion, por lo que toca instalar un plug-in a parte llamado Subclipse.

El invento funciona muy bien (bueno java es lento y se nota en toda la interfaz). La única pega que tengo son los problemas que da porque cada uno de los que componemos el grupo de prácticas tenemos una versión de java diferente lo que hace que siempre se actualice el fichero de configuración del proyecto :@