Archivos mensuales: mayo 2007

Idas de olla

Bueno, creo que no hace falta decir que se me va muchas veces la cabeza. Además, se da el caso de que cuando me encuentro en épocas de más estress (por ejemplo ahora), se me va más, como medida de relajación. Esto no importaría mucho sino fuera que con la gente que tengo más confianza me cebo (verdad, mori?). Cualquiera que haya leído alguno de mis últimos comentarios en su blog, sabrá porqué lo digo.

A lo que iba: que no me lo toméis en cuenta, que es que soy así de perruno.

Ellos ganan, nosotros perdemos

Es curioso escuchar a los políticos tras los resultados de unas elecciones: todos han ganado. La verdad es que el resultado suele ser que nosotros, los ciudadanos hemos perdido. No importa a quien votes o quien salga elegido, siempre perdemos. Aún faltan muchos controles que permitan disponer de una clase política digna, que piense antes en los ciudadanos que en sus intereses.

Feliz día del orgullo friki

Pues sí, hoy es el día del orgullo friki. Si os encontráis a una panda de personajes disfrazados, jugando a rol o leyendo comics o haciendo otras actividades no menos deleznables (como escribir un blog) ya sabéis lo que tenéis que hacer: acabad con su sufrimiento Bwajajajajajajaj

¡¡¡Felicidades a todos, pedazo de frikis!!!

Leonida de Castro

Y el gran rey Leonidas de Castro (alias the Boss), enalteció los animos de su temible ejercito de charliitas. Y así, con grandes ánimos, todos le siguieron hasta interceptar su objetivo: una hora extra de ejercicios.

Su rival no sabía contra quién luchaba…

P.D.: Para más información, la coña sale porque mi jefe (Antonio de Castro) no entendía como sus alumnos le aceptaron hacer una hora extra de ejercicios (fuera del horarios de clases).

Recta final

Y ayá podía ver el final de su camino. Ya casi podía tocarlo con los dedos… ¡Un último esfuerzo y todo terminaría!

Parecía que nunca llegaría, pero al final está ahí y nada podrá detenerle ahora.

Sólo falta una cosa: aprobar todo.

Dedicado a todos los que, como yo, estáis ya hasta las pelotas de la universidad y viendo que dentro de nada ya se terminará y habrá vacaciones ^_^

Mi beca

Creo que pocas veces he hablado sobre lo que hago en la beca. Como está descubriendo desde hace poco mi nuevo compañero, lo principal y resumen de todo es la siguiente formula:

[tex]L(x)=\sum_{i=1}^n(1-\tau_i(x))B_i(x)\prod_{j=i+1}^n\tau_j(x)[/tex]

Pues sí. Esa formula es la que hace que todo lo que hago en la beca tenga sentido. [tex]x[/tex] representa un número de línea y [tex]\tau_i[/tex] es un número entre 0 y 1 que representa la cantidad de energía que absorbe una molécula (con unas condiciones concretas de presión y temperatura). [tex]B_i[/tex] es la constante de Plank para unas condiciones de temperatura un la linea (en realidad, [tex]x[/tex] es una longitud de onda).

La dichosa fórmula cácula la cantidad de energía (radiación de luz) que emite un conjunto de partículas.

Pues casi todo lo que hago en la beca gira en torno a eso, radiación de luz. Más concretamente de luz infraroja. Es increible cuantos dolores de cabeza puede dar una formula tan sencilla.

¿y todo esto a qué viene? Bueno a que tenía ganas de soltar una pequeña rayada y que tengo el plug-in de fórmulas en [tex]\LaTeX2[/tex] muerto de risa :P.

La caverna

Volvimos a ver esas extrañas figuras. No sabíamos qué eran, pero cada vez que aparecían sabíamos que algo pasaría. Habitualmente llegaba comida o se oían extraños sonidos en la lejanía. Todo segía igual.

Al despertar note una sensación extraña. Podía ir más lejos que el lugar donde siempre me había encontrado. Poco a poco fui moviendome, palpando cada nuevo centrimetro de terreno que encontraba. ¿Porqué podía estar pasando esto?

No tardé mucho en notar una brisa fresca. Vi algo muy raro al fondo, parecía una cosa de un color que nunca había visto. La curiosidad me embargó y me dirijí hacia ahí. Conforme pasaba el tiempo la cosa iba creciendo y el olor del aire cambiaba.

Cuando estaba alcanzado la cosa, comprobé que se trataba de una especie de agujero, la blancura me molestaba mucho a los ojos, que ya me empezaban a doler. Tuve que parar un rato, hasta que mis ojos se fueron acostumbrando. Cuando continué, no conocía nada de lo que ahí había. Había manchas de todos tipos, nada que hubiese visto antes. Y había mucho ruído y olía raro. No comprendía que estaba pasando y donde me contraba.

El tiempo pasaba y no salía de mi asombro, cuan cantidad de maravillas encontraba a mi paso. Cuando quise darme cuenta, no sabia como volver a mi lugar de partida.

Pasaron los días y cada vez me encontraba más débil. No había nada para comer ni beber. Las fuerzas empezaban a flaquearme y todo era demasiado extraño. Había momentos de agradable y bien venida oscuridad y otros en lo que todo era muy claro. No creo que pueda resistir mucho más.

Y así, poco a poco se le escaparon las pocas fuerzas que le quedaban y expiró en esta tierra desconocida para él.