Punta Cana (parte 2)

Continuamos con la aventura en punta cana, no es que haya mucho que decir, pero se dice.

Día 3 (lunes 19): Nuevo día y como no, nada nuevo :P La verdad es que poca cosa más había que hacer a parte de tomar el sol, bañarse, probar la piscina y ese tipo de cosas aburridas que se hacen en estos sitios :P Hasta este momento aún no nos habíamos habituado al peculiar ritmo de vida de ahí. Aparte de esto y tomar unos cuantos daiquiris, no hicimos gran cosa, estabamos espectantes del siguiente día: nuestra primera escursión. Este día nos acostamos prontito ya que para la escursión había que madrugar.

Día 4 (martes 20): El gran día, nuestra primera escursión. Nos levantamos temprano para ir a desayunar. Depués de esta necesaria acción, nos vamos al lugar en el que nos tiene que recoger el autocar. Desde ahí partimos rumbo al mar. Vale, estabamos al lado, pero donde teníamos que ir estaba al sur y nosotros nos encontrabamos al noreste. Tras atravesar un par de pueblos llegamos al puerto donde debíamos tomar un catamarán. El barquito estaba muy chulo, especialmente por la barra libre ;-). En el catamarán creo que estuvimos cerca de dos horas. Llegamos a una playa donde haríamos la comida. Era muy bonita, con sus cocoteros, su arena limpia y su escasez de gente. Lo pasamos bastante bien jugando a voleyplaya, tumbados en las tumbonas y comiendo. Después de esto, montamos en lanchas fueraborda. Con ellas fuimos primero a una playa natural en medio del mar. Ahí pudimos ver estrellas de mar y nadamos un rato. Desde ahí partimos a isla Saona. La verdad es que lo mejor de esta parte fue el viaje, con los fuerabordas haciendo carreras ya que en Saona estuvimos muy poco tiempo. Lo que si puedo decir es que sólo había tiendecitas, así que no molaba mucho. Desde ahí volvimos al punto de partida (en donde tomamos el catamarán) con los fueraborda. Esta fue una de las mejores partes del viaje: más carreras, ver como a uno de los fuerabordas se le paraba un motor por falta de combustible (¡que se fastidien! :P). Desde ahí vuelta al complejo, a ducharse, cenar y salir un rato. Y como no, dormir.

Bueno, si tengo tiempo, luego o mañana pongo más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *