Estancia en Ciudad Real

Aunque no lo dijera antes, este fin de semana he estado en Ciudad Real. Debería haberme quedado hasta hoy, pero bueno.

La verdad es que me lo he pasado genial. El sábado fue la primera vez que asistí a la zurra. Sin duda alguna, ha sido una de mis experiencias más refrescantes con el vino. Supongo que tendrá que ver con el hecho de que nos lo tirabamos todo por encima. Os pondría fotos de este evento, pero como que llevar una cámara o un teléfono móvil con cámara era todo un peligro (ya sabemos que los líquidos y los circuitos se llevan mal). Aún así, podéis ver en la galería de imágenes algunas fotos del resultado final (son en las que voy con una camiseta blanca con bordes azules).

Por la noche aproveché para jugar a rol. La partida duró desde las 3:00 de la madrugada hasta las 7:00 (vimos amanecer, ¡qué ilusión!). De esa noche, lo más sorprendente pudo ser una gigantesca bandada de gorriones (es una pena que no tuviese una videocámara decente para grabarlo).

El domingo fue más tranquilo. Partida de rol y concerto de Carlos Nuñez por la noche. La verdad es que teniendo en cuenta que pasé la mayor parte del día durmiendo, no dió tiempo para mucho :-P.

El lunes era el día gordo de la pandorga. Tendría que haberme quedado, pero las obligaciones (vamos, la práctica que tengo para septiembre), pesan mucho :'(. Así que toco volverse. Pero el próximo año prometo que me quedaré a la pandorga completa.

Lo que aún está por decidir es si iré a las fiestas de Ciudad Real y a las del pueblo. Ya veremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.