Y me aceptaron

Sí, finalmente me aceptarón para la beca. La verdad es que me hace muy feliz, por varias razones. La primera, todo lo que voy a aprender. La segunda, el dinero, que nunca viene mal. De todos modos, el asunto económico no lo hemos tratado todabía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *