Coste del sofware: Cómo medirlo II

Vimos en el artículo anterior como medir lo que nos cuesta realizar una aplicación informática. Esta medición es desde el punto de vista del empresario (lo que me cuesta realmente hacerlo). Pero dejé algunas cosas en el tintero.

La razón de que no las contase tiene que ver con el hecho de que ya no estamos en el ámbito del fabricante de software, sino en el del mercado. Esto es, ya no mido el coste únicamente por lo que me cuesta hacerlo, sino que también interviene la situación del mercado. Esto es lo podríamos denominar como valoración especulativa.

La razón de llamarlo especulativo se debe a que se basa a hecho que no son valorables económicamente, sino que especulamos en cuánto puede repercutir sobre el precio alguna condición. Las principales condiciones que pueden repercutir sobre el precio del software son las siguientes:

  • Imagen de la empresa
  • Calidad del software
  • Demanda en el mercado
  • Novedad (cómo de novedoso es)

Como vemos, estas condiciones no se dan únicamente en el software, sino que repercuten a la mayoría de los productos (coches, ropa, etc.). No voy a entrar en más detalles, ya que no me parece algo sencillo de valorar (no me dedico temas de economía).

Esta vez no me he excedido mucho. Siento haber tardado en publicar este segundo artículo, pero estoy muy escaso de tiempo gracias al PFC.

Proximo capítulo: modos de venta, ¿cómo afectan al precio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.