El precio del calentamiento

En esta semana hemos visto cómo el huracán katrina a arrasado Nueva Orleans. Poco a poco, vemos como cada año se incrementa la fuerza de los huracanes, muy probablemente ayudados por el efecto invernadero.

En estos momentos, EE.UU., el país más contaminante del mundo, está empezando a pasar factura. Y es que el no respetar el protocolo de Kyoto le va a salir caro. Puede que en los próximos años veamos como EE.UU. pierde más dinero en levantar todo lo que los huracanes destruyen que lo que le costaría cambiar la industria para contaminar menos.

Yo, por mi parte, propondría el no comprar (o por lo menos comprar lo mínimo posible) productos de este país hasta que siente la cabeza. EE.UU. depende fuertemente de las exportaciones y, si se queda sin estas, no tendrá más remedio que cambiar de actitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *